by GINPROC Solutions GINPROC Solutions

[ad_1]

Los viñedos de España están probando paneles fotovoltaicos con un avanzado sistema de seguimiento «inteligente» para sacar más provecho de la agrivoltaica.

Iberdrola está desarrollando su último proyecto de investigación, un pequeño conjunto de paneles fotovoltaicos con una capacidad total de 40 kW, bautizado como Winesolar.

El proyecto podría tener un amplio impacto tanto en la industria solar como en la vitivinícola.

La idea es usar los principios agrivoltáicos «inteligentes» para proteger y alimentar las uvas en los viñedos en la localidad toledana de Guadamur.

Paneles fotovoltaicos inteligentes para proteger las viñas.

La agrovoltaica aprovecha el microclima de sombra creado por los paneles solares para mantener el suelo debajo para uso agrícola. Los proyectos iniciales consistían principalmente en cultivar hábitats para polinizadores y praderas para el pastoreo. Ahora, las investigaciones se ha ampliado a los cultivos alimentarios, los árboles frutales y otras actividades relacionadas, como el cultivo de uvas para vino.

Iberdrola podría ser la primera empresa en España en desplegar sensores remotos para seguir el impacto de los paneles fotovoltaicos en las condiciones de crecimiento dentro del conjunto.

Este innovador proyecto permite adaptar la disposición de los módulos a las necesidades de los viñedos, para regular la incidencia del sol y la temperatura mediante la sombra de los paneles.

Winesolar

Winesolar será un campo de pruebas para combinar la agricultura con la tecnología de formas nuevas y diferentes.

Además de los paneles solares de Iberdrola, participan en el proyecto PVH, que aporta sus avanzados seguidores que permiten que los paneles solares se inclinen hasta alcanzar la posición óptima para captar el sol durante todo el ciclo diurno, además de Techedge para la parte digital, con el fin de alinear la eficiencia de los paneles solares con los objetivos agrícolas.

La instalación cuenta con seguidores controlados por un algoritmo de inteligencia artificial capaz de determinar la posición óptima de los paneles solares colocados en las viñas en cada momento. El grado de inclinación se establece en función de la información recogida por los sensores colocados en los viñedos.

Paneles solares y agricultura regenerativa.

Aunque este proyecto es muy pequeño, Iberdrola ya prevé una mejora considerable en la calidad de las uvas y en la capacidad de las vides para soportar los impactos del cambio climático.

Los viñedos podrían obtener algunos beneficios adicionales de los paneles solares, como la mejora de la eficiencia del uso de la tierra y la conservación del agua.

Iberdrola ya tiene previsto introducir paneles solares en otros viñedos de España, tras un año de puesta a punto del proyecto piloto de Toledo.

Vía www.iberdrola.com

[ad_2]